La presente investigación se posiciona en la brecha existente entre la proliferación de múltiples procesos de diseño y la nula innovación en procesos constructivos [Larson, 2007], desarrollando una metodología de implementación del modelo de adopción de tecnologías maduras [GGT, 2007] utilizando un conjunto heterogéneo de procesos de producción de la industria manufacturera chilena para apoyar procesos constructivos de ejecución de obras nuevas, ampliación o acondicionamiento de viviendas. Se evalúan las tecnologías fuente de las categorías 171, 201, 252, 280, 290, 341 y 351 según el sistema de clasificación internacional de las Naciones Unidas [UN, 2007]. Para la implementación de la metodología se evalúan 2 casos de estudio: una vivienda social subsidiada por el Fondo Solidario de Vivienda y una vivienda de alto estándar con un costo de venta aproximado de 2.000 Unidades de Fomento. La validación de la propuesta se realiza tras la evaluación de los elementos constructivos de las viviendas y su factibilidad de ser desarrollados mediante estrategias productivas manufactureras. Se desarrollan prototipos de componentes constructivos, y se comparan con su sustituto actual. Finalmente, mediante un Lenguaje de Programación Visual se implementa la metodología en el desarrollo del problema de diseño de un muro de instalaciones sanitarias. La propuesta incluye una interfaz experimental de personalización del componente constructivo por parte del usuario final. El principal campo de aplicación de la investigación es la vivienda masiva, el cual mediante el uso de métodos de manufactura para la producción de componentes, intenta elevar los niveles de personalización del usuario en el producto-vivienda, apoyando los procesos de planificación participativa como por ejemplo, el programa de vivienda social Fondo Solidario de Vivienda [FSV, 2003].